‘Coyote’ abandona a hermanos oaxaqueños en el desierto de Arizona; mueren abrazados

Escrito por el agosto 13, 2022

El 27 de mayo. Édgar Mendoza Rodríguez, de 37 años, y Carlos Enrique Mendoza Santiago, de 23 años, salieron de Tuxtepec, Oaxaca.

El pasado 9 de agosto, Facundo Mendoza Nolasco marcó al consulado de Yuma, Arizona, pero la funcionaria que le contestó no se atrevió a darle razón ni de Édgar ni de Carlos Enrique, sus dos hijos a los que el coyote abandonó en el desierto de Arizona. 

Facundo, de 55 años, supo lo del abandono por boca del propio traficante de personas. 

“Me habló una semana después, el 2 de junio, diciendo que uno de mis hijos (Carlos Enrique) se había deshidratado y que no pudo seguir la caminata”.

“Que la ley de la vida así es en el desierto: si te quedas, te quedas. Le pregunté por mi otro hijo, Édgar, y me contestó que tampoco siguió al grupo, que por la cuestión de que vio a su hermano que no pudo, prefirió quedarse”, relató. 

 

De acuerdo con Facundo, sus hijos murieron abrazados. “El consulado me dijo que, como buena pareja de hermanos, los encontraron abrazados. También por eso aseguran que son Édgar y Carlos Enrique”, dice y aprovecha para pedir ayuda al gobierno de México: necesita repatriar los cuerpos.  


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *


uno × 4 =


Current track
Title
Artist

Background