El primer paso a la conciencia y el alma es la desobediencia: Del Toro sobre Pinocho

Escrito por el octubre 11, 2022

La película tendrá una presentación especial en el Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM), que inicia el 22 de octubre

El aclamado director Guillermo del Toro afirma que hay dos personajes que marcaron su vida: “Dos de las esenciales fábulas que definieron mi infancia y los años de mi juventud fueron Pinocho y Frankenstein. Eso les podrá decir algo acerca de la relación con mi padre, con respecto a la idea de que nos arrojan a un mundo que apenas entendemos y tratamos de darle sentido por nuestra cuenta. En estas historias definitivamente hay una relación entre padres e hijos que lidian con ese vínculo y esa sombra”, comentó en compañía de su codirector, Mark Gustafson.

En conferencia de prensa, Del Toro compartió las razones por las que decidió emprender el proyecto de Pinocho, que inició hace 15 años y dio algunos detalles de la configuración de la cinta realizada a partir de un muy deliberado trabajo artesanal de diseño de personajes, mecánicas de movimiento, ambientación y efectos especiales que distan mucho de la fantasía empaquetada hecha por computadoras.

“Tengo 58 años, hace 15 fue que empecé este proceso. En ese tiempo pensé que Pinocho podría ser una excelente herramienta para hablar acerca de lo precioso y frágil que es el ser humano y de lo mucho que nos necesitamos unos a otros”, expresó el cineasta.

Sabiendo que se han hecho varias adaptaciones cinematográficas de este cuento infantil, a lo largo de la historia entre ellas la hecha por Walt Disney en 1940, la de Steve Barron de 1996 o la de Roberto Benigni de 2002, Guillermo del Toro comentó que, más allá de los diseños, la gran diferencia de su versión, es que se trata de una historia sobre la desobediencia, vista como factor primigenio para ser un ser humano.

“Yo creo que el principal y primer paso hacia la conciencia y el alma es la desobediencia. Hay una diferencia entre las ideas y las ideologías: una idea es algo que tú mismo construyes a través de la experiencia y la compasión; mientras que una ideología es dada y nos han enseñado a obedecer. Esta historia también es diferente en el hecho de que sucede en un contexto muy particular, que muestra un tipo distinto de estructura paterna en la época de la guerra, durante el ascenso de Mussolini.

«Creo que este Pinocho tiene una gran profundidad que será muy conmovedora. Este pertenece a ese pequeño puñado de personajes capaces de ser universales y completamente adaptables, del mismo modo que lo son Tarzán o Sherlock Holmes, de los cuales se conoce su historia, incluso sin que se haya leído, razón por la que son susceptibles de ser utilizados como metáforas en muchos sentidos, entre ellos el de la ciencia y las emociones humanas”.

Sin embargo, el director, reconoció que llegar a esta nueva interpretación del títere de madera no fue sencilla y no fue hasta que su colega Gustafson le insistió en admitir que en realidad no conocía el significado de la historia de Pinocho, aunque siempre la hubiese creído. Y comenzaron a trabajar en ello.

“Nos esforzamos mucho por crear esta historia de esta manera. Lo verán en algunos de los cuadros dramáticos que están invertidos en varios puntos de manera muy importante, aunque otros son muy reconocibles y mantienen la base, si hicimos bien nuestro trabajo, así debería fluir”, agrega Del Toro.

En cuanto a las técnicas de grabación y mecánicas de personajes, ambos cineastas coincidieron en que se buscó un trabajo artesanal que recuperara toda la magia de la stop motion, y que en todo momento los movimientos y expresiones de los personajes fueran los más humanos posibles para que dieran la mayor impresión posible de ser más que marionetas personas reales. “Si podíamos hacerlo físicamente posible, lo hacíamos”, comentó Gustafson.

Sobre el diseño de los personajes, que ha llamado mucho la atención por ser inspirado en las ilustraciones del artista gráfico Gris Grimly, Del Toro relató que conoció al ilustrador hace varios años, cuando el artista preparaba una nueva versión editorial de Pinocho. Guillermo dijo que era escéptico ante nuevas versiones del clásico cuento, pero que cuando vio su trabajo supo que había encontrado la clave.

“Gris es un artista que lleva varias décadas activo. Tiene un estilo muy propio y su Pinocho tiene ese descontrol que es casi como una fuerza de la naturaleza indomesticable. Esa es exactamente la edad en la cual Pinocho existe, es curioso, quiere gozar, a veces es cruel e incluso inquisitivo. Cuando lo vi, pensé que eso era muy bueno para mí y era la forma perfecta de empezar”, concluyó.

Ya casi todo está listo para el estreno de su versión. Solo faltan algunas cuantas ediciones y ajustes de color para asegurar el ambiente que se desea proyectar de este clásico de la literatura, escrito en 1882 por el italiano Carlo Collodi.

La película tendrá una presentación especial durante el Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM), que inicia el 22 de octubre y estará disponible en Netflix a partir de diciembre.

FUENTE https://www.elheraldodechihuahua.com.mx/gossip/el-primer-paso-a-la-conciencia-y-el-alma-es-la-desobediencia-del-toro-sobre-pinocho-9017674.html


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *


dieciocho + veinte =


Current track
Title
Artist

Background