¿Medicina barata?: genéricos y biotecnológicos

Escrito por el julio 2, 2019

por Marco A. Mares

Acelerar la autorización para producir medicamentos genéricos que sustituyan a los medicamentos con patentes vencidas y una política pública de fomento a la produccción en México de medicamentos biotecnológicos, sería el camino más corto, sin riesgos de desabasto, para lograr el objetivo del gobierno de contar con medicinas baratas para los mexicanos.

La licitación del segundo semestre del 2019, que realiza el gobierno mexicano ,es observada por la industria farmacéutica nacional por el potencial riesgo de desabasto de medicamentos en el sector público frente a los retrasos y fallas que se han registrado.

Resultado de imagen para medicamentos

Aunque están dispuestos y participan en el proceso, las empresas farmacéuticas mexicanas observan con escepticismo y preocupación la estrategia que sigue el gobierno lopezobradorista. En el extremo algunos de ellos han interpuesto o están por hacerlo, amparos contra la probable importación de medicamentos de otros países y que podría ir en contra de la legislación vigente, en particular con el artículo 28 de la ley de adquisiciones.

Consideran que un camino más sencillo y sin riesgos de desabasto para lograr el mismo objetivo de precios más bajos, se hubiera conseguido con el aceleramiento en la autorización de la sustitución de los medicamentos con patente vencida con la fabricación de medicamentos genéricos. Y en paralelo, la definición de una política pública, que hasta ahora es inexistente, en materia de producción de medicamentos biotecnológicos.

Los medicamentos biotecnológicos podrían tener un impacto positivo para las finanzas públicas de hasta 18,000 millones de dólares, en cinco años. Lo que observan los laboratorios es que, en aras de conseguir medicamentos a precios más baratos, el gobierno mexicano está aplicando una estrategia que puede poner en riesgo uno de los activos intangibles más valiosos del país: la salud de los mexicanos.

Licitación extraordinaria

La Secretaría de Hacienda, desde la poderosa oficialía mayor que encabeza Raquel Buenrostro, celebra una licitación de medicamentos genéricos por un monto aproximado a 17,000 millones de pesos con el propósito de abatir el precio de los medicamentos adquiridos con la licitación que se realizó a fines del 2018 para cubrir todo el año 2019. El objetivo es lograr precios más bajos. No se trata de sustituir los contratos de la compra consolidada con la compra de medio semestre que se está realizando.

Por eso, de acuerdo con la expectativa gubernamental, no hay riesgo de desabasto, porque los medicamentos para este año ya están asegurados.

Piso parejo: Amelaf

Para el presidente de la Asociación Mexicana de Laboratorios (Amelaf), Juan de Villafranca, entre las empresas de este gremio hay una gran incertidumbre, frente a la licitación de medio año que realiza el gobierno.

Y es que los laboratorios tienen que hacer planeación anual de su producción. La licitación a seis meses —advierte— encarece todo. Lo que quieren los laboratorios es que las condiciones de compra prevean “piso parejo” y que puedan entender bien cuáles son las reglas del juego.

De las compras que realiza el gobierno mexicano, el conjunto de laboratorios nacionales representa 50% de las piezas y en valor representa como 22-23 por ciento. La mayoría es productos genéricos.

En términos nominales equivale a unos 20,000 millones de pesos en compras a gobierno.

Desde el punto de vista del directivo de Amelaf la licitación de medio año que se realiza es muy válida, pero hay muchas formas de bajar los precios, y (la licitación) no necesariamente es la mejor forma. Hay otros mecanismos para realmente bajar los precios.

Resultado de imagen para similares medicamentos

Por ejemplo, dar facilidades para que respecto a medicamentos cuyas patentes están venciendo y caen al dominio público, se dé rápidamente el registro y puedan manejarse como genéricos. El objetivo de bajar el precio es válido, pero lo que es muy importante, advierte, antes que bajar el precio, es garantizar la calidad del producto.

Los médicamente genéricos representan un precio entre 30 y 70% por debajo de los que tienen los de patente.

Capacidad subutilizada

La capacidad instalada utilizada de los laboratorios nacionales, agremiados en Amelaf, que son 40 laboratorios con 67 plantas, es de aproximadamente entre 55 y 60%; quiere decir que a la fecha tiene 40% que se podría explotar. Prácticamente todos los laboratorios, miembros de la asociación tienen un terreno adyacente para poder crecer.

El farmacéutico es de los pocos sectores económicos que pueden cumplir en exceso con el objetivo que tiene el gobierno actual, que pretende un crecimiento arriba de 4 por ciento.

Los laboratorios mexicanos podrían crecer entre 8 y 10% si tuvieran las condiciones y les dan las facilidades. Y ello, sin subsidios ni nada; simplemente un piso parejo.

Biotecnológicos

Otro factor que también se tiene que considerar es el mercado de medicamentos biotecnológicos.

Los medicamentos biotecnológicos pueden llegar a impactar en el costo para el gobierno (entre 15,000 millones y 18,000 millones de dólares) en cinco años.

Resultado de imagen para medicamentos biotecnologicos

Muchos laboratorios mexicanos están entrando al tema biotecnológico y por eso es importante que haya políticas industriales para apoyar a la industria nacional. Hay una oportunidad enorme para que México se vuelva una potencia y pueda empezar a exportar medicamentos porque cuenta con estándares de calidad muy altos.

Sin embargo, a la fecha no hay una política pública que esté orientada a impulsar la producción de medicamentos biotecnológicos.

 

 

FUENTE https://www.eleconomista.com.mx/opinion/Medicina-barata-genericos-y-biotecnologicos-20190626-0028.html

Etiquetado como:

Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *


1 × uno =


Current track
Title
Artist

Background